visita nuestro catálogo colchón antiescaras

 

¿Qué es un colchón antiescaras? Un colchón antiescaras es una superficie especial que reparte el peso del cuerpo, aliviando la presión y evitando así que aparezcan las temidas escaras, las heridas que salen en la piel debido a la inmovilidad.

Si tenemos un familiar con una discapacidad o enfermedad que pasa mucho tiempo en cama, queremos que esté lo más cómodo posible. Realizar cambios posturales a veces no es suficiente y nos damos cuenta de que la piel que está en contacto con el colchón cada vez está más sensible.

Hemos consultado con amigos o profesionales y nos recomienda que compremos un colchón antiescaras.

Pero, ¿cómo escoger un colchón antiescaras? Hay tantos tipos que andamos perdidos porque claro, no todos los usuarios son iguales y no sabemos qué colchón antiescaras es el correcto.

En este artículo queremos que conozcáis los distintos tipos de colchones antiescaras y para qué persona están recomendados.

En nuestra ortopedia online dispones de un amplio catálogo de colchones antiescaras, fabricados por empresas especializadas, como por ejemplo Apex, y cuentan con todas las garantías.

¿Cómo escoger un colchón antiescaras?
Colchones de espuma y látex

Colchones de espuma y látex

- Los de espuma son muy confortables pero nosotros no los calificaríamos como antiescaras. Una de sus ventajas  es que, económicamente, son asequibles. Por ejemplo el Colchón de Espuma Morfea.

- Los colchones de látex has estado muy de moda los últimos años, pero tampoco los recomendamos para personas con riesgo de escaras, ya que transpiran menos y la piel sufre.

Un ejemplo de este tipo de colchones sería el Colchón 100x100 Latex. 

Colchones antiescaras de poliuretano y viscoelástica

Los colchones antiescaras de poliuretano tienen una gran capacidad de adaptación al cuerpo, haciendo que el peso se distribuya correctamente y alivie la presión de manera uniforme. Por ejemplo el Colchón Antiescaras Poliuretano.

Seguro que has escuchado hablar del colchón viscoelástico. Si no has probado ninguno te explicamos sus propiedades: son extremadamente confortables, favorece la inmersión del cuerpo, distribuye el peso y alivia la presión.

La viscoelástica es un material que tiene “memoria”: el contorno del cuerpo se queda marcado cuando estamos acostados, pero luego vuelve a su posición habitual cuando deja de sentir el peso. Es decir, no se deforma.

Los colchones viscoelásticos están compuestos por una base semirrígida de poliuretano, con una capa de viscoelástica encima, que puede tener un grosor de entre tres y cinco centímetros.

Este Colchón Antiescaras Viscoelastica sería un ejemplo de este tipo de colchones.

Colchones antiescaras de poliuretano y viscoelástica
Colchones antiescaras especiales

Colchones antiescaras especiales

El mercado detecta necesidades que nos surgen en el día a día y crean colchones antiescaras especiales:

Colchones con barreras: se trata de cochones que tienen un marco exterior de un material más duro que sirve para que el usuario esté más seguro en la cama, evitando caídas o que se pueda resbalar cuando está sentado. Por ejemplo el Colchón Alova con Ribetes Estabilizadores.

- Colchones especiales para camas articuladas: tienen unas hendiduras en las zonas por donde se articula para que el colchón no se deforme. Seguro que ya sabes que la primera norma para poner un colchón en una cama eléctrica con somier articulado es que no tenga muelles. Un ejemplo es el Colchón Viscoelástico Combiflex.

- Colchón con zona de descarga de talones: presenta una hendidura en la zona de los talones porque son especialmente sensible a las úlceras por presión. Por lo tanto, el peso recae en los gemelos. Un buen ejemplo es el Colchón Antiescaras Alova Monobloc.

Colchones antiescaras de aire

Los colchones antiescaras de aire son una superficie plástica hinchable y están considerados como uno de los productos más eficaces para la prevención de úlceras para las personas que pasan mucho tiempo en la cama.

Y no sólo ayudan a la prevención, sino que contribuyen a la curación si ya tenemos alguna llaga en la piel.

¿Cómo inflar un colchón antiescaras? Funcionan con un compresor de aire, que lo infla y luego regula el flujo del aire, por lo que siempre tienen que estar conectados a la corriente.

¿Cuánto hay que inflarlos? Bien, irá en función del peso que vaya a soportar. Los fabricantes siempre indican la presión adecuada y se puede regular muy fácilmente, ya sea girando una rueda en el compresor o tocando un botón.

Algo importantes a tener en cuenta: siempre hay que hincharlos antes de que el paciente esté acostado. 

Colchones antiescaras de aire
Colchones antiescaras de aire básico

Colchones antiescaras de aire básico

Se utilizan sobre todo como prevención. Se trata de un sobrecolchón que se coloca encima de nuestra cama y con la sábana sobre ellos, como el Cubre Colchón de Aire Antiescaras Domus 1. Con el compresor se inflan las celdas o burbujas del colchón.

Este tipo de colchón antiescaras es básico y se recomienda para personas con riesgo bajo de escaras. Si quieres saber cómo medir el riesgo de padecer escaras visita el enlace.

Estos colchones están indicados para usuarios de hasta 100 kg de peso, pero nosotros recomendamos que no se utilice para usuarios de más de 90 kg.

Una de sus ventajas es que su precio es muy económico. Como desventaja diremos que el compresor es silencioso, pero quizás no tanto como los de gama más alta. Te aconsejamos colocarlo a los pies de la cama, donde no emita vibraciones.

Colchones antiescaras de aire medio-alto

El colchón antiescaras se compone de celdas de aire, unos 17 ó 18 cilindros paralelos, que también se hinchan mediante un compresor. Incluyen funda. Por ejemplo el Colchón Antiescaras de Aire A3000H.

Y aquí es donde está su efectividad, porque el compresor infla y desinfla (parcialmente) las celdas pares e impares por ciclos. Esto contribuye a repartir la presión del cuerpo por zonas. No es lo mismo que un cambio postural pero ayuda. En algunos de ellos, las celdas de la cabeza son estáticas para evitar molestias.

Además, lo más interesante es que si se pincha una celda la podemos sustituir individualmente, no tenemos que comprar otro colchón.

Recomendado para las personas con riesgo medio-alto de padecer úlceras por presión. Consulta al fabricante para saber el peso máximo soportado.

Algunos de ellos cuentan también con un sistema CPR, que es un botón de desinflado rápido, para el caso de que haya que hacer una reanimación cardiopulmonar.

Colchones antiescaras de aire medio-alto
Colchones antiescaras de aire de gama superior

Colchones antiescaras de aire de gama superior

Son colchones antiescaras completos, de celdas alternantes, con las máximas prestaciones. Pensados para personas con riesgo alto/ muy alto de desarrollar escaras. Un buen ejemplo es el Colchón Antiescaras de Aire Serene TURN.

Tiene una característica interesante con respecto a los anteriores: una función que lateraliza al paciente, es decir, que el colchón se puede programar para que realice los cambios posturales.

Fundas para colchón

La funda es una parte importe porque protege sus propiedades. Todos los colchones antiescaras vistos arriba (excepto los de aire básicos) tienen unas fundas impermeables, transpirables y bielásticas (no se arrugan). Encima, podemos colocar una funda de algodón.

La gran mayoría incluyen un tratamiento antibacterias, antialérgico, antiácaros y son ignífugos.

Fundas para colchón
Devolución de los colchones antiescaras

Devolución de los colchones antiescaras

 

No aceptamos la devolución de los colchones por cuestiones de higiene. Así que antes de adquirir uno, asegúrate de que es el indicado. ¿Aún tienes dudas? No te preocupes, siempre puedes llamarnos y preguntar lo que necesites. Te asesoraremos sin compromiso.

visita nuestro blog