Colchón  Antiescaras de Aire Domus 3 Ampliar

Colchón Antiescaras de Aire Domus 3

0102010-85

El Domus 3 es un colchón antiescaras de aire, diseñado para la prevención y el tratamiento de las úlceras por presión de grado III. Por lo tanto, está pensado para aquellos pacientes con un riesgo de escaras alto.

Incluye funda antibacteriana, transpirable y lavable.

                     ESPECIFICACIONES TÉCNICAS:              

Gratis

2 Años

559,00 €

IVA incluído

Llévatelo por en meses!  

Financiación ofrecida por Banco Cetelem SAU Válido hasta  

+info

Domus 3 de Apex Medical

Descubre el colchón antiescaras de aire Domus 3. Diseñado para ofrecer un alivio de las presiones instantáneo, este colchón se recomienda para las personas con riesgo alto de parecer escaras (de 10 a 12 puntos en la Escala Braden)

Las medidas de este colchón de aire son 85x200 cm y soporta un peso máximo de 180kg.

Domus 3 de Apex Medical
Colchón Domus 3

Colchón Antiescaras Domus 3

El Domus 3 es un equipo de sustitución, es decir, es un colchón completo y no se coloca sobre ningún otro.

Está compuestos por celdas independientes, las cuales se inflan por la presión del aire. Si sufrimos algún pinchazo, basta con sustituir la celda dañada, sin tener que cambiar todo el colchón. Las celdas disponen de una altura más alta (12.5cm + 5 cm de la base) que favorecen un alivio de la presión mayor.

Las celdas tienen un inflado alterno por ciclos que infla y desinfla las celdas pares o impartes por turnos. De esta manera, la presión se reparte eficazmente y las úlceras se tratan mucho mejor.

Pensado para las personas que pasan gran parte de su tiempo en la cama, este colchón ofrece un confort superior. Los estudios determinan que una gran parte de los pacientes experimentan una mejoría ya no sólo de las escaras, sino de la calidad del sueño.

Sin duda, este colchón antiescaras mejora la calidad de vida de los pacientes.

Para una mayor comodidad, aconsejamos colocarlo en una cama articulada eléctrica.

Compresor con altas prestaciones

El compresor es el encargado de inflar el colchón y  está permanentemente conectado a éste. Esto es así porque el compresor alterna el inflado de las celdas del colchón, haciendo que la presión del cuerpo de la persona encamada se reparta continuamente. No hace falta preocuparse por la factura de la luz: los compresores consumen tan poco que apenas notarás la diferencia.

El compresor del Domus 3 es silencioso y compacto. Tiene una rueda con la que podemos regular la presión de aire que entra en las celdas en función del peso, para conseguir en todo momento la dureza del colchón de manera precisa.

El compresor incluye una opción estática, destinada a que los cambios posturales sean más cómodos.

Además, una alarma nos avisará en caso de que no sea posible conseguir una presión adecuada. En ese caso, revisa la válvula de CPR en caso de esté abierta y asegúrate de que los tubos estén todos conectados. Si la alarma continúa a pesar de todo, revisa el colchón en busca de algún posible pinchazo.

El inflado del colchón se produce en aproximadamente 30 minutos. Para evitar averías es muy importante el colchón se infle sin el usuario o cualquier otro peso sobre él.

Compresor con altas prestaciones
Válvula CPR

Válvula CPR

El colchón Domus 3 es totalmente seguro y sus prestaciones contemplan la posibilidad de que el usuario sufra una parada cardio-respiratoria. Para iniciar la reanimación, se necesita que el paciente se encuentre sobre una superficie firme. Para ahorrar traslados y ganar tiempo se ha habilitado una válvula especial que vacía el colchón en segundos en caso de emergencia.

Simplemente, tira de una lengüeta amarilla que asoma por uno de los laterales del colchón. El tiempo de vaciado para una persona de 70kg es de 15 segundos.

Asegúrate de colocar de nuevo el tapón de la válvula cuando quieras volver a hinchar el colchón.

Funda antibacteriana

La funda está fabricada con materiales de alta calidad, entre los que se incluye el hilo de plata, un eficaz antibacteriano.

Es impermeable y transpirable, lo que permite que la piel se mantenga en perfectas condiciones.

La limpieza es muy fácil. Asegúrate de que todos los componentes se encuentran totalmente secos cuando volvamos a utilizar el colchón.

El compresor se limpia pasando un trapo húmedo por su superficie.

El colchón se limpia con un trapo ligeramente húmedo en agua templada. Añade jabón o detergente suave y asegúrate de que está completamente seco cuando volvamos a usar el colchón antiescaras.

En cuanto a la funda, podemos meterla en la lavadora.

Funda antibacteriana
visita nuestro blog
Tipos de Escaras

Tipos de Escaras

En esta imagen vemos a una piel sana. Se detallan las partes de la piel, la capa de grasa, músculo (o tendones) y el hueso.

Las escaras se producen cuando el usuario pasa mucho tiempo sin cambiar de postura, por lo que el propio peso del cuerpo aplasta los vasos sanguíneos que transportan la sangre y la piel empieza a “morir” porque no le llega el riego.

Dependiendo de la postura que adoptemos la mayor parte del tiempo, las escaras saldrán en determinadas zonas, pero suelen producirse primero en aquellas donde hay un hueso o articulación prominente: final de la espalda, tobillos, codos… Las úlceras por presión son muy dolorosas y un tema de salud serio, porque pueden provocar infecciones importantes.

Grados de las escaras

Escaras grado I

Grado I

Si la zona oscura o enrojecida en la piel no desaparece pasados los 30 segundos después de aliviar la presión, estamos ante una úlcera de grado I. Son las más sencillas de tratar: cambia de postura al usuario, aplica crema y masajea la zona para favorecer la circulación.

Escara grado II

Grado II

Se produce una ampolla, herida o erosión, que puede estar cerrada o bien abierta, de la que emana líquido o sangre. La dermis se encuentra dañada y se deben realizar las curas lo antes posible para evitar una posible infección. Continúa cambiando de posición constantemente.

Escara Grado III

Grado III

La herida avanza en profundidad y tiene forma de hueco. El tejido de las paredes se ha necrosado. Se ha perdido la piel, se ha llegado a la capa de grasa. Es muy probable que segregue pus, algo característico de estas heridas. Hay que evitar que la infección se extienda.

Escara grado IV

Grado IV

Es el más grave. La herida tiene forma de cráter y es tan profunda que llega a los músculos y tendones. En algunos casos, también puede percibirse el hueso. En este punto, es característico un gran dolor y la pérdida fuerza, debido al daño que ha sufrido el músculo y tendones.

Marca: Apex Medical

Productos Relacionados