Como valorar el riesgo de las escaras

En Ortopedia Mimas creemos que la valoración del riesgo a padecer escaras por presión es un aspecto clave en la prevención de las mismas. Pero, ¿cómo valorar ese riesgo?

Te recomendamos que siempre acudas al médico para que te recomiende los productos específicos, aunque también puedes hacerlo tú.

Hay distintas escalas que actualmente son válidas y podemos usar para conocer el riesgo. Se suele responder a unas pocas preguntas y se saca una puntación, que cotejaremos con los resultados. Braden, Norton, EMINA, Waterlow y Cubbin-Jackson son algunas de estas escalas. Quizás las dos primeras sean las más conocidas, pero vamos a darles un repaso a cada una.

Escala de Norton

Desarrollada en 1962 por Norton, McLaren y Exton-Smith mientras realizaban una investigación sobre pacientes geriátricos. Esta escala ha tenido gran difusión en todo el mundo. Tiene en cuenta cinco parámetros: estado mental, incontinencia, movilidad, actividad y estado físico. Se trata de una escala negativa, ya que a menor puntuación, mayor riesgo a padecer escaras.

Escala de Norton
Escala de Braden

Escala de Braden

Se desarrolló en 1985 por Bárbara Braden y Nancy Bergstrom, buscando dar respuesta a algunas limitaciones de la Escala de Norton. Consta de seis subescalas: percepción sensorial, exposición de la piel a la humedad, actividad física, movilidad, nutrición, roce y peligro de lesiones cutáneas. Las tres primeras miden factores relacionados con la exposición a la presión intensa y prolongada y los otros tres están en relación con la tolerancia de los tejidos a la misma.

Escala de Waterlow

Desarrollada también en 1985, a raíz de un estudio en el que se indicaba que la Escala de Norton no clasificaba en el grupo de riesgo a muchos pacientes que finalmente presentaban escaras. Esta escala tiene seis subescalas, relación talla/peso, continencia, aspecto de la piel, movilidad, edad/sexo, apetito y además, cuatro categorías de algunos factores de riesgo, malnutrición, déficit neurológico, cirugía y medicación.

Escala EMINA

Está desarrollada por el grupo de enfermería del Instituto Catalán de la Salud. Los factores de riesgo a padecer escaras que contempla son cinco: estado mental, movilidad, incontinencia, nutrición y actividad. Comparte con la escala de Braden que tiene sus términos muy definidos, haciendo que haya poca diferencia al calcular el riesgo entre distintos observadores.

Escala de Cubbin-Jackson

Esta escala está indicada para pacientes críticos. La verdad es que es una escala difícil de utilizar por su complejidad. Consta de diez parámetros en total, que puntúan de uno a cuatro, edad, peso, estado de la piel, estado mental, movilidad, estado hemodinámica, respiración, nutrición, incontinencia e higiene. Sea cual sea la escala que se use para determinar el riesgo a padecer escaras, una vez determinado hay que buscar soluciones para prevenirlas.

En nuestra tienda online encontrarás una gran variedad de artículos antiescaras, cojines, colchones, taloneras, sábanas... todos ellos de los mejores fabricantes del mercado como Roho, Winncare, Apex..., los cuales ayudarán al paciente a tener una mejor calidad de vida.

visita nuestro blog


// Datos Estructurados AntonioAlcon// Final datos estructurados antonioalcon