Consejos para Escoger la Silla de Ruedas Eléctrica

No hace mucho, ver una silla de ruedas eléctrica por la calle era algo poco común. Además, solían ser grandes, pesadas y poco prácticas. Hoy en día se ven más a menudo y son mucho más prácticas.

La sillas eléctricas son las indicadas para las personas que quieren llevar una vida independiente pero que por cuestiones de discapacidad o edad no tienen la condición física necesaria para impulsar una silla de ruedas manual. Muchas personas mayores con movilidad reducida han optado por hacerse con una para dar un paseo.

Y es que desplazarse sin esfuerzo y de forma segura son dos razones de peso para hacerse con una silla de ruedas a motor. No perdemos ni un poco de nuestra libertad y podemos ir donde queramos. Anteriormente te comentamos las sillas eléctricas más vendidas de nuestra ortopedia online.

Hace unos años, el mercado de las sillas de ruedas eléctricas no ofrecía tantas posibilidades como en la actualidad. Hoy en día, la variedad de modelos y de precios hacen necesario que nos paremos a pensar.

Porque claro, comprar una silla eléctrica supone un desembolso importante y la elegida tiene que servirnos para mucho tiempo.

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir la mejor silla de ruedas eléctrica? Para empezar, que se adapte a ti y a tu discapacidad.

Vamos a ir paso a paso para que conozcas a fondo los puntos a tener en cuenta para comprar una silla motorizada. ¡Que no se te escape nada!

¿Dónde vas a usar la silla eléctrica?

silla-electrica-exterior

Silla electrónica de exterior

Si no puedes quedarte quieto un segundo y quieres dar largos paseos o simplemente necesitas desplazarte a diario por la ciudad, la mejor opción en tu caso es una silla para exterior. ¿Qué características tienen estas sillas?

-Tienen más autonomía. Con las baterías de esta silla motorizada podrás recorrer 35 km o incluso más.

-Son más grandes y robustas, pensadas para durar y recorrer muchos kilómetros.

-Diseñadas para proporcionar una conducción más suave: ruedas más grandes, sistema de suspensión, mejor amortiguación de los impactos, etc.

-Son más veloces. En algunos modelos incluimos la velocidad de 10km/h gratis. ¡Pregúntanos!

sillas-ruedas-electrica-interior

Silla eléctrica de interior

Para algunas personas ya mayores, por ejemplo, no es tan necesario salir de casa y recorrer largas distancias. Se conforman con moverse bien por casa e ir a hacer la compra del día. Estas son las características de una silla de ruedas eléctrica de interior:

-Son sillas eléctricas más estrechas y no tan largas para pasar por ascensores y puertas.

Más ligeras y compactas.

-Suelen tener menos autonomía porque no están pensadas para recorrer tantos kilómetros.

-Las ruedas son más pequeñas.

-Tienen un radio de giro más reducido para maniobrar mejor por espacios estrechos.

-Son sillas plegables y más fáciles de transportar. Puedes meterlas en el maletero del coche sin problemas.

Silla eléctrica para exterior e interior.

Si no quieres renunciar a nada porque necesitas la silla de ruedas tanto para estar por casa como para salir fuera, tenemos modelos que incluyen lo mejor de ambas situaciones. Las sillas eléctricas Quickie, de Sunrise Medical, tienen varias modelos listos cualquier situación, como la silla F35, Tango o Rumba.

Tipo de terreno donde vamos a conducir: las ruedas

conducción-exterior

Si todos los días vamos a pasar por terrenos accidentados, irregulares, es necesario tener ruedas más grandes, además de motores más potentes y mayor capacidad de la batería.

Las ruedas grandes son necesarias para moverse por exterior porque ofrecen mejor agarre en el terreno. Si usamos ruedas pequeñas, pueden no ofrecer tan buenos resultados.

Si el suelo es regular y liso, como el de una casa o un centro comercial, nos valen unas más pequeñas; no es necesario unas ruedas tan grandes.

Pero el tamaño de la rueda no es el único factor a tener en cuenta. Existen dos tipos de ruedas: neumáticas y macizas.

Las ruedas neumáticas absorben mejor las irregularidades y los obstáculos, amortiguando la marcha para hacerla más cómoda y estable. Muchas sillas electrónicas las incluyen en la parte trasera. Pero tienen un inconveniente: se pueden pinchar, por lo que necesitan mantenimiento.

No es del gusto de nadie estar paseando por la calle y que se pinche una rueda. Por ese motivo nosotros recomendamos ruedas macizas: nunca se pinchan y no necesitan mantenimiento en este sentido. ¡Que nada te pare!

¿Silla de ruedas eléctricas plegable o no?

silla-de-ruedas-electrica-plegable

Cuando nuestros clientes vienen buscando una silla, el requisito más buscado es que la silla eléctrica se pueda plegar, que sea ligera pero sin renunciar a la resistencia.

Un plegado que permita ocupar el mínimo espacio y una portabilidad alta para ser transportada con comodidad de un lado a otro son puntos positivos a la hora de escoger una silla.

Es estupendo que una silla eléctrica pueda caber en el coche. Después de todo, no hay por qué renunciar a llevárnosla con nosotros allá donde vayamos.

En nuestra ortopedia online tenemos varios modelos de silla que se pliegan totalmente con un solo gesto y en menos de tres segundos. Echa un vistazo a las sillas eléctricas Sorolla, Mistral y Explorer.

Por otro lado, existen sillas de ruedas eléctricas desmontables sin necesidad de herramientas. Un ejemplo es la silla R120, que se despieza en tres partes muy manejables.

Peso aproximado del usuario.

¿Cuánto pesa el usuario que va a utilizar la silla? Las sillas más ligeras tienen una capacidad de peso máximo que ronda los 100 kg. Si necesitamos una silla más resistente, el precio de la silla puede aumentar.

Siempre recomendamos que si una silla soporta 100 kg, lo conduzca un usuario de no más de 90 kg, pues puede que la silla se resienta a la hora de subir una cuesta, por ejemplo. La velocidad del motor y la autonomía de la batería también se ven afectadas por el peso del usuario.

Las baterías: cómo cuidarlas.

Las baterías es el repuesto de silla eléctrica que cambiamos con más frecuencia. Las baterías tienen una vida útil que se acaba pero esta duración puede variar notablemente dependiendo de cómo las cuidemos.

Así es, hay buenas prácticas para cuidar las baterías que harán que esa sustitución se produzca más tarde que pronto. Teniendo en cuenta que unas baterías para silla de ruedas eléctrica pueden costar en torno a 300€, tu bolsillo agradecerá estos consejos:

Nunca desconectar las baterías de la corriente hasta que no estén cargadas del todo. Esto es así porque tienen un número de cargas determinado en su fabricación. Cada vez que la enchufemos, restaremos una carga cada vez. Si andamos quitando y poniendo de la corriente, la vida útil se reduce rápidamente.

-Cuando nos llegue las baterías nuevas, hacer una carga de al menos 12 horas.

-Carga las baterías una vez al mes aunque no le hayas dado uso. Las baterías se pueden echar a perder precisamente por no utilizarlas.

Nunca agotes totalmente la carga de la batería, es bastante perjudicial. Si siempre agotamos la batería, la vida útil es de aproximadamente 8 o 9 meses. Si las cuidamos y las ponemos a cargar cuando hemos consumido un 30%, la batería puede durar hasta los 3 años. Es una gran diferencia, ¿verdad? Por eso es importante mirar el indicador de batería de nuestra silla motorizada.

Para conocer más consejos sobre cómo cuidar las baterías, mira el artículo que hemos creado para ello.

Potencia y velocidad del motor

En la versión estándar, la potencia del motor está configurada al máximo. Esta potencia es útil a la hora de superar obstáculos o subir cuestas. Si vivimos en una zona donde el terreno es plano y no nos va a hacer falta, podemos reducirla.

¿Por qué es bueno moderar la potencia del motor? Ten en cuenta que si llevamos el rendimiento al máximo, las baterías verán reducidas su vida útil.

Que la silla desacelere automáticamente cuando realiza los giros es una medida de seguridad a tener en cuenta. Imagina qué pasaría si tomásemos una curva a la misma velocidad a la que nos movemos en línea recta. Pregúntanos si la silla en la que estás interesada incluye esta característica.

Tipo de tracción

tracción-silla-de-ruedas-electrica

Las sillas motorizadas son de tres tipos dependiendo de su tipo de tracción:

Sillas eléctricas con tracción central. Estas sillas motorizadas tienen seis ruedas, siendo la central la de mayor tamaño y la que se encarga de recibir la potencia de los motores.

Las sillas contracción central tienen muchas ventajas. En primer lugar, son más intuitivas y cómodas de conducir porque tienen una manejo muy bueno.

Lo más importante de este tipo de tracción es que la silla tiene una gran capacidad de agarre al suelo. Esto se traduce en una conducción más suave y segura.

El recorrido de su giro es muy pequeño, por lo que son perfectas para moverse por espacios reducidos. Como desventaja, tiene menos capacidad de superar obstáculos.

Sillas motorizadas con tracción delantera. Quizás es el tipo menos común. La potencia se transmite en esta ocasión a las ruedas delanteras.

¿Cuándo elegir este tipo de tracción? En exteriores ofrece buenos resultados porque es más fácil superar obstáculos con ella. Pero su conducción es menos intuitiva y un poco más complicada; por eso este tipo de sillas se recomiendan a los usuarios con experiencia.

-Sillas eléctricas con tracción trasera. Es el tipo más extendido. Ofrece el equilibro perfecto de las dos opciones anteriores: tiene buen rendimiento para superar obstáculos en exterior y al mismo tiempo son sillas maniobrables en interior. Digamos que la facilidad para conducir es mayor que las sillas de tracción delantera y menor que las de tracción central.

Controles para controlar la silla

Un elemento indispensable de la silla eléctrica que suele pasar desapercibido es también uno de los más importantes; hablamos del panel de control.

Es uno de los componentes principales por una razón obvia: sin él no vamos a ningún lado. Sin embargo también es uno de los más olvidados porque nos fijamos antes en el diseño de la silla, si es cómoda, ligera… Apenas se pregunta por su configuración.

Las sillas eléctricas de nuestra ortopedia online suelen salir de fábrica directamente a tu domicilio, con su configuración estándar. Pero si necesitas una programación especial del mando, háznoslo saber en el momento de adquirir la silla. Así la recibirás lista para que la puedas usar.

No todas las sillas eléctricas admiten todas las configuraciones que vienen a continuación. Evidentemente, depende del modelo y del fabricante pero aquí te dejamos algunas funciones que el mando de la silla de rueda puede ofrecer:

Controles especiales. Si necesitas controlar la silla con mentón, cabeza, boca o te hacen falta interruptores específicos, los fabricantes ofrecen accesorios de este tipo.

Joystick: si la movilidad de tus manos o brazos es limitada, el recorrido y la sensibilidad del joystick se modifica para que responda a unos movimientos más suaves.

Ten en cuenta que tu silla de rueda tiene la opción de bloqueo en el mando; es decir, la silla no se moverá. Algunos usuarios no saben cómo desbloquear su silla si esta función se ha activado por accidente. Aquí te dejamos un vídeo para desbloquear tu silla de ruedas eléctrica.

Complementos según la discapacidad

complementos-silla-de-ruedas

Está claro que todos somos distintos y tenemos diferentes preferencias. El tipo de discapacidad también influye en la mayoría de los casos en los que hay que elegir un accesorio extra.

Marcas como Sunrise Medical tienen un amplio catálogo con multitud de opciones para que cada uno pueda elegir las opciones según sus necesidades o gustos.

¿Necesitas basculación o funciones especiales en el asiento? Esto te proporcionará confort durante todo el día. Presta atención si la silla trae la basculación de serie o no y qué tipo lleva (manual o eléctrica).

Si el asiento no es lo suficientemente cómodo para ti, escoge un cojín antiescaras. En nuestra ortopedia online tenemos cojines antiescaras de aire, viscoelástica, gel

Servicio técnico

¿Qué ocurre si tengo un problema con mi silla eléctrica? Una silla de ruedas tiene mecanismos complejos que en algún momento se pueden estropear.

¿Qué me cubre la garantía? Una silla de ruedas eléctrica tiene una garantía de dos años, a excepción de las baterías, que dura seis meses.

La calidad del servicio técnico es esencial. Si tenemos un problema queremos que nos lo solucionen de manera rápida y sin que nos pongan trabas. Después de todo, está en juego nuestra movilidad, nuestra autonomía para ir donde queramos.

A la hora de comprar la silla, presta atención a su marca porque algunas son más rápidas que otras en las gestiones. Nosotros haremos de intermediarios, coméntanos tu problema con la silla.

Además, nuestra ortopedia es servicio técnico oficial de Sunrise Medical. ¿Qué supone esto? La respuesta será más rápida y los repuestos de esta marca son más asequibles. Si tienes algún inconveniente con tu Quickie, estaremos encantados de solucionártelo.

Añadir comentarios