Sillas De Ruedas Anfibias Para Disfrutar Del Verano

Con el buen tiempo a todos nos apetece estar al aire libre, salir al campo, a la montaña, a la playa o la piscina. Las sillas anfibias te permiten disfrutar de los días soleados en todos estos lugares.

Las personas con problemas de movilidad y especialmente los usuarios de silla de ruedas, tienen más dificultades para realizar este tipo de salidas. Esto se debe a las limitaciones que nos podemos encontrar en estos lugares, como el agua, la arena o terrenos con desniveles, entre otros. En este post vamos a darte la solución para que puedas disfrutar del verano como te mereces. ¡Sigue leyendo!

La principal actividad del verano, para soportar mejor las altas temperaturas, es darnos un chapuzón, en la playa o en la piscina. Las sillas anfibias permiten que te des un baño cuando te apetezca y así disfrutar al máximo del verano. Olvídate de quedarte en casa o en el paseo marítimo, porque no puedas acceder con tu silla hasta el agua.

silla anfibia

Si vas a pisar la playa este verano y vas a acompañar a una persona con diversidad funcional, elige una playa accesible o lleva tu propia silla anfibia, ya que atravesar la arena y entrar en el mar se hace casi imposible. Si por el contrario eliges la piscina te recomendamos que leas este post sobre piscinas accesibles.

Si aún no tienes tu silla anfibia y estás pensando en cuál es la mejor para disfrutar de este verano, te recomendamos que eches un vistazo a la selección que te hemos preparado.

A grosso modo, podemos decir que existen dos tipos, aquellas que flotan y las que no.

Las sillas sin flotabilidad están indicadas para personas con problemas de movilidad pero que pueden disfrutar en el agua de forma independiente.

Después, encontramos las tumbonas de playa que tienen dos ruedas y dos patas fijas: en estas el usuario se acomoda y es necesario que sea llevado por uno o dos acompañantes hasta la orilla del agua.

También podemos incluir a nuestra silla manual ruedas especiales para movernos por la arena, aunque deberías asegurarte de si son compatibles con tu modelo. Debes tener en cuenta que esta silla no puede meterse en el agua. Por lo tanto, si quieres disfrutar con más libertad y pegarte un baño cuando te apetezca, lo aconsejable es que vayas con una silla anfibia.

Sillas anfibias de playa que flotan

La principal particularidad de las estas sillas son sus ruedas. Son muy anchas para que pueda desplazarse de forma fácil por la playa, ya sea arena fina o gruesa.

No son sillas autopropulsables, es decir que, para desplazarnos por la arena y entrar en el agua, se necesita a otra persona que empuje o tire de la silla.

silla-ruedas-anfibia-tiralo-ortopediamimas-II

Estas sillas anfibias de playa flotan gracias a los flotadores que son a la vez los reposabrazos. Son estables, ya que el usuario va casi tumbado en la silla y la altura al suelo es de aproximadamente 50 cm. Esto permite, cuando estés en la arena, interactuar más cómodamente con las personas que se encuentran tumbadas en la toalla.

Tenemos varios modelos de las sillas anfibias que flotan, como la Silla de Playa Tiralo, Marina o la más solicitada, la Oceanic. Esta última está también disponible en versión infantil.

Sillas anfibias de playa que no flotan

Con respecto a las sillas anfibias de playa que no flotan están la silla Trial, del fabricante español Forta y la silla Hippocampe. Ambas son sillas todoterreno. En un principio estaban pensadas para la playa, pero sus condiciones de fabricación las hacen también válidas para la montaña, el campo o bien podemos usarla en el día a día.

Ambas sillas anfibias se pliegan para un transporte más fácil. Además caben perfectamente en el maletero de un coche mediano. Están construidas en materiales inoxidables, por lo que resisten al agua, el cloro y la sal. Pero se debe tener en cuenta que si le damos un uso continuado y exigente también debemos darle un buen mantenimiento. En el siguiente apartado te decimos que debes hacer para cuidarlas y se deterioren lo mínimo posible.

Un consejo: Si vas a ir a la playa, para desplazarte más cómodamente por la arena con tu silla anfibia, desinfla un poco las ruedas; así la superficie de contacto aumenta y el esfuerzo de impulso será menor.

silla-anfibia-playa-trial-hippocampe

Recomendaciones de uso de las sillas de ruedas anfibias

Los componentes de una silla anfibia tienen una vida útil media de 4 años. Evidentemente, esto dependerá del uso que le demos y del mantenimiento que realicemos.

Aunque los componentes con los que está fabricada sean inoxidables, el cloro, la sal y la arena son perjudiciales. ¿Qué hacer para cuidar tu silla anfibia? Debes aclarar la silla con abundante agua dulce después de cada baño.

Cuando la vayamos a guardar porque se ha acabado el verano, asegúrate de que está limpia, sin restos de sal ni arena y completamente seca. Esto es muy importante si queremos que para el año siguiente esté en condiciones óptimas y no nos llevemos sorpresas.

recomendaciones silla anfibia

Además, cuando vayas a usar tu silla anfibia hay una serie de medidas de seguridad que debes de tener muy en cuenta:

• El usuario debe estar acompañado en el agua en todo momento por otra persona, en una zona en la que ésta última haga pie perfectamente.

• Se recomienda el uso de chalecos salvavidas.

• No se debe entrar en el mar si está agitado, hay olas grandes o en lugares donde haya corrientes. Esto es importante ya que puede ser muy peligroso.

En definitiva, las sillas anfibias son una buena opción para vivir un verano diferente y aprovecharlo al máximo.  Si necesitas más asesoramiento o estás interesado en alguna silla anfibia ponte en contacto con nosotros.

Añadir comentarios