Adaptar una vivienda, el acceso. Parte V y final.

Este post cierra nuestra serie de artículos dedicados a cómo adaptar una vivienda para personas con problemas de movilidad. Hoy vamos a centrarnos en el acceso a la vivienda.

Si quieres eliminar las barreras en tu comunidad, debes saber que hay alternativas al ascensor. Si tu casa tiene dos plantas, también existen soluciones muy cómodas y seguras.

Estos dispositivos que eliminan las barreras se pueden clasificar en dos: los que necesitan ser manejados por el acompañante y aquellos en los que el usuario es totalmente autónomo.

Hay una solución para cada caso: para escaleras estrechas, con curva, etc. Ponte en contacto con nosotros para saber cuál es la ideal en tu caso si tienes una escalera o rellano con un diseño complicado.

Ahora sí, vamos al asunto que nos trae aquí: ¿cómo adaptar el acceso de nuestro hogar?

Rampas para silla de ruedas

rampa-plegable

Si tenemos la suerte de vivir en una planta baja o en una casa con un solo piso, quizás nuestro problema sea salvar uno o varios escalones en la entrada.

En este caso podemos solucionarlo con una rampa de acceso, la manera más asequible de superar un obstáculo.

Existen rampas muy ligeras, para colocar y quitar al momento o para colocarlas de manera fija. Podemos optar por una rampa plegable, telescópica, de uno o dos carriles… No hace falta realizar obras.

Puedes llamarnos sin compromiso (955 973 107 / 635 105 135) o, si quieres, lee el artículo, «Rampa de acceso, cómo acertar«.

Oruga salvaescaleras

Las orugas salvaescaleras son portátiles y no necesitan instalación. Son muy seguras de utilizar, pues siempre está en contacto con varias partes de la escalera y su superficie no se resbala.

¿Cómo funciona? El acompañante se pone a los mandos mientras que el usuario va sentado en su silla de ruedas acoplada al dispositivo.

No requieren esfuerzo durante su uso; el motor eléctrico sube las escaleras. El acompañante sólo tendrá que dirigirla, seleccionar la velocidad y poco más porque su funcionamiento es muy sencillo.

Algunos modelos de orugas salvaescaleras vienen con su propia silla de ruedas mientras que la mayoría permiten acoplar nuestra propia silla. Al elegir el modelo de grúa ten en cuenta si tu silla tiene ruedas pequeñas o grandes.

Lo mejor que tienen estas orugas es que son portátiles y desmontables, por lo que la podemos llevar en el maletero del coche si queremos usarla fuera de casa.

silla subeescaleras

Las sillas subeescaleras tienen un funcionamiento muy parecido a las orugas.

Una de las diferencias es que las sillas salvaescaleras sube (o baja) escalón a escalón la escalera. La otra es que el usuario va en el asiento, no es su silla de ruedas (aunque hay modelos que admiten la silla).

Son 100% seguros porque tienen frenos automáticos que evitan caídas y que permiten a la persona que está a los mandos tener el control en todo momento.

Plataforma salvaescaleras

Estas sillas suelen colocarse en el interior de las viviendas que tienen dos pisos. Son perfectas para personas mayores que ya no sienten tanta seguridad al subir o bajar las escaleras o por otro motivo ya no pueden hacerlo.

La gran ventaja es que el usuario es autónomo: la persona con movilidad reducida suba y baje la escalera pulsando un botón.

Estas sillas salvaescaleras son muy fáciles y rápidas de instalar y lo mejor es que se adaptan a cualquier longitud o tramo de escalera, ya sean rectas o curvas.

Plataforma salvaescaleras

Las plataformas salvaescaleras suelen colocarse en edificios públicos en los que hay uno o más tramos de escaleras para acceder a ellos. Pero también pueden ser la solución para algunos edificios de viviendas con espacio en las zonas comunes en los que haya personas con problemas de movilidad.

Los carriles de estas plataformas se adaptan a las características de cada escalera y no tiene por qué ser un tramo únicamente recto: algunas pueden recorrer tramos en curva, con rellanos, etc.

Sólo hay que colocarse encima sobre la plataforma y pulsar un botón. Puede transportar carritos de bebés y de la compra, sillas de ruedas eléctricas, etc. Una de sus ventajas es que soporta mucho peso.

Estas plataformas pueden colocarse tanto en interior como en exterior y son seguras, fáciles de usar y el usuario es totalmente autónomo.

Todos estos estos dispositivos que eliminan barreras no solamente se utilizan en casa, sino también en hoteles, restaurantes, comercios… Nos parece genial que se esté apostando por los locales accesibles.

Esperamos que esta serie de artículos os hayan resultado interesantes y os hayan dado ideas y soluciones para disfrutar de vuestras viviendas. Puedes consultar otras publicaciones en las que te contamos cómo adaptar el dormitoriola sala de estarel baño y la cocina.

Añadir comentarios