Qué son las máquinas de ejercicio pasivo

Es indiscutible que el ejercicio tiene multitud de beneficios para el organismo. Salir a correr, coger la bicicleta o caminar, por ejemplo, mejoran la salud. Después de todo, las articulaciones y los músculos viven del movimiento.

Sin embargo, una lesión puede hacer imposible estas prácticas. ¿Qué se puede hacer si se ha perdido la movilidad en los miembros inferiores o superiores? ¿O si nuestro cuerpo no soporta ejercicio de alta intensidad?

La solución son las máquinas de ejercicio pasivo. ¿Aún no sabes qué son? No pierdas detalle.

¿Qué son las máquinas de ejercicio pasivo?

rehabilitaciónLas máquinas de ejercicio pasivo realizan un movimiento suave y repetitivo mediante un motor, por lo que el usuario no tiene que realizar esfuerzos. El aparato es quien realiza el trabajo y nosotros los que recibimos los beneficios. Aunque también podemos encontrar máquinas que admiten que empleemos nuestra propia fuerza.

Normalmente, la máquina consta de unos pedales, aptas para el uso en los miembros superiores e inferiores. El movimiento es muy parecido a montar en bici.

Estas máquinas se basan en la kinesioterapia (también llamada cinesiterapia), es decir, curar las enfermedades o reducir sus síntomas mediante el movimiento. Tradicionalmente se localizaban en hospitales o clínicas de rehabilitación, pero hoy en día un particular puede adquirir una para usar cómodamente en casa.

Motomed es una máquina de movimiento pasivo de la marca alemana Reck. Lleva décadas ofreciendo soluciones de movilidad y rehabilitación a personas con diferentes patologías. Entre sus funciones destacan:

  • Elegir entre el ejercicio pasivo o el activo, empleando nuestra propia fuerza.
  • La posibilidad de crear programas de ejercicios personalizados.
  • Pantalla grande, con botones sencillos, para que todos podamos entender su funcionamiento y entrenarnos de manera autónoma.
  • La opción de usarlo tanto desde una silla de ruedas como desde una del salón.

¿Para quién está indicado el ejercicio pasivo?

A continuación, enumeraremos las patologías para las que está indicada el uso de máquinas de movimiento pasivo como Motomed.

  • Aquellos que necesitan rehabilitación tras un periodo de convalecencia: si hemos permanecido mucho tiempo en cama tras una enfermedad y necesitamos volver a ponernos en marcha, esta máquina es la indicada porque su ejercicio es muy suave.
  • Personas de la tercera edad: El médico siempre nos dice que dar paseos es muy bueno. Sin embargo, la movilidad ya no es la misma y menos aún si hemos tenido algún que otro accidente. Usar Motomed supone ejercicio sin riesgo de caída o lesión, por lo que es ideal para aquellos que buscan seguridad. Además, como no es necesario emplear esfuerzos, está recomendada para personas con una fuerza muscular débil. El movimiento es salud y la salud supone calidad de vida en esta etapa de la vida.patologias-piernas
  • Para los que tienen problemas de circulación: A medida que nos hacemos mayores, los vasos sanguíneos pierden su elasticidad y como resultado, el riego sanguíneo se resiente. Las venas quedan bloqueadas y la sangre puede realizar su función: el oxígeno y demás nutrientes no llegan a los músculos. Estas máquinas suponen la solución.
  • El movimiento favorece una correcta circulación sanguínea; el corazón se fortalece y bombea la sangre a todos los rincones del organismo. Los vasos sanguíneos se dilatan, evitando así los trombos. Se previene así el llamado “pie de diabético”: heridas que surgen debido a una mala circulación en los pies y que tiene una difícil curación. Es por eso que Motomed también está indicado para personas con enfermedades vasculares, para los hipertensos y los diabéticos.
  • Lesionados medulares: El ejercicio pasivo devuelve la forma a los miembros que no se puede mover para no perder tono muscular y evitar los problemas derivados de la inmovilidad.
  • Lesionados cerebrales, como hemiplejia o parálisis cerebral: Estas máquinas de ejercicio pasivo pueden ayudar a recuperar parte de la movilidad perdida, mejorar la acción de caminar etc. Así, podemos volver a realizar actividades del día a día de una forma más autónoma.

motomed2

  • Parkinson: Recientes estudios han demostrado que el ejercicio kinésico contribuye a disminuir los síntomas de esta enfermedad: los músculos rígidos se relajan, el temblor disminuye y los pacientes recuperan la falta de movimiento.
  • Personas con espasticidad: La espasticidad supone que el músculo se mantiene constantemente contraído. La rigidez y el acortamiento de los músculos, puede ser tratado con los movimientos kinésicos, porque la musculatura se relaja.
  • Artrosis: El movimiento suave de la máquina hace que la tensión de las articulaciones se descargue. El músculo que rodea al cartílago se fortalece, evitando así que éste se desgaste. De este modo, el dolor también se reduce.

artrits-articulaciones

Beneficios del ejercicio pasivo

Muchas personas piensan que las máquinas de ejercicio pasivo contribuyen a la pérdida de peso. Aunque también están indicadas para personas con sobrepeso, estas máquinas no se utilizan con ese fin. Si es lo que buscas, lo mejor es una dieta controlada y ejercicio activo.

mtomed3

A continuación enumeraremos los beneficios de Motomed:

  • Acelera la recuperación tras una lesión o periodo de convalecencia.
  • Otorga fuerza.
  • Mejora la circulación.
  • Mejora la coordinación de los movimientos.
  • Relaja la musculatura.
  • Estimula el riego sanguíneo y fortalece el corazón.
  • Favorece el mantenimiento del tono muscular.

Entre todas las máquinas pasivas que hay, nos estamos centrando en Motomed por diversos motivos. Además de su prestigio, la marca nos ofrece innumerables adaptaciones para que todos, independientemente de la lesión o necesidad física, puedan usarlo.

Adaptaciones miembro inferior

  • Pedales de seguridad plastificados, que fijan el pie al pedal mediante velcros con suavidad.
  • Guías de piernas con soportes para la pantorrilla acolchado. Regulables en altura, se cierra mediante velcro.
  • Auto-enganches para pies. Sus rodillos, al estar hechos de espuma, evitan que queden marcas en los pies. Si hay espasticidad severa, hay una fijación más segura y fuerte.

adaptaciones-miembro-inferior-1

  • Ajustes para cambiar el radio del pedal, en caso de que existan complicaciones por una movilidad limitada en rodillas o cadera.
  • Barra para control del tobillo, con ajuste graduable, que estimula la circulación de la pantorrilla.
  • Anti-vuelco y anti-deslizamiento para silla de ruedas.
  • Ajuste de altura para el radio del pedal, para personas con piernas cortas y perfecto para silla de ruedas, ya sean de deporte, eléctricas o con soporte para pies fijos.

adaptaciones-miembro-inferior-2

Adaptaciones miembro superior

  • Manguito de mano o antebrazo para fijar la mano al pedal, para manos paralizadas o con falta de fuerza. También podemos escoger una opción más sencilla en forma de gancho.
  • Asideros, ya sean para apoyar el antebrazo o las manos.
  • Ajuste de los pedales que permiten estirar y contraer los dos brazos al mismo tiempo, en vez de un movimiento alterno, como los pedales de una bici.
  • Podemos acercar y alejar el cuerpo de la máquina de ejercicios, por si los pedales nos quedan lejos una vez estamos sentados en la silla.

adaptaciones-miembro-superior-1

Esperemos que este post te ha ya sido de gran ayuda. Nosotros te recomendamos que acudas a profesionales de la salud para saber qué ejercicios son los adecuados para ti. Si necesitas más información sobre Motomed u otra máquina de ejercicio pasivo, estaremos encantados de responder tus dudas sin compromiso. Llámanos a los teléfonos: 955 973 107 / 635 105 135 o escríbenos a info@ortopediamimas.com

Añadir comentarios