¿Qué es la Apnea del Sueño y cómo se trata?

¿Qué es la Apnea del Sueño y cómo se trata?

Todos hemos oído hablar de la Apnea del Sueño, y la mayoría de las personas al oír esto lo relacionamos con una persona que ronca mucho por las noches. Esto, en cierta parte es verdad, pero la apnea del sueño es mucho más que eso. Sigue leyendo para conocer los diferentes tipos, cómo reconocerla y cómo debemos tratarla.

La apnea del sueño es un trastorno del sueño. Este trastorno ocasiona paradas respiratorias a la persona mientras duerme. Esto no se debe tomar a ligera, se trata de una patología del sueño grave.

Estas personas dejan de respirar varias veces durante la noche, en intervalos de 10 a 30 segundos. En ocasiones pueden llegar a los 60 o incluso a los 120 segundos. Estas paradas pueden pasar hasta unas 400 veces durante la noche y provocan una alteración del sueño, pero no tiene porqué provocar que la persona se despierte por completo.

Las personas más propensas a tener apnea del sueño son los hombres, personas con sobrepeso, o mayores de 40 años. Sin embargo, pueden experimentarlo personas de todos los géneros y edades.

¿Cómo se puede detectar?

Debido a que muchos de los síntomas se producen mientras la persona está dormida, la persona con la que comparta habitación lo notará primero. Esta persona, o incluso la persona que duerme, pueden notar fuertes ronquidos y/o largas pausas en la respiración.

Otro de los síntomas es, levantarse cansado. Estar todo el día cansado o dormirse en el trabajo o mientras conduce, también pueden ser significativos.

Estas personas pueden experimentar fatiga, irritabilidad o alteraciones respiratorias y cardiovasculares. Además de dolores de cabeza por la mañana o falta de memoria.

En algunos casos las personas con apnea del sueño pueden tener depresión, hinchazón de piernas o ser hiperactivos.

certificado-discapacidad-formulario

¿Por qué ocurre?

Mientras la persona duerme, en condiciones normales, la vía aérea está despejada, por lo que puede respirar con tranquilidad.

Sin embargo, en algunos casos los tejidos se cierran y bloquean la vía respiratoria provocando la apnea.

Esta es la causa principal, pero existen otros factores que pueden provocar la apnea:

- Por tener el maxilar inferior más corto que el superior.

- Cierta forma del paladar o de la vía respiratoria, que es lo que ocasiona la obstrucción de la vía. También pueden ocasionar la apnea, tener unas amígdalas o vegetaciones grandes, ya que estás también pueden bloquear la vía.

- Personas con un cuello grande o una lengua que pueda retrotraerse hasta bloquear la vía respiratoria.

- También son más propensas a padecer apnea del sueño las personas con sobrepeso.

certificado-discapacidad-formulario

¿Cómo prevenirla?

Como hemos explicado más arriba, la apnea del sueño la suelen padecer personas con sobrepeso o niños con problemas de amígdalas.

Según estudios, el 80% de las personas con apnea tienen problemas de obesidad. Por lo tanto, podemos decir que la medida principal es bajar de peso, así como seguir medidas dietéticas o hacer deporte, entre otras.

De la misma manera, dejar de fumar y de consumir alcohol también ayuda a prevenir la apnea.

En el momento en que tengas síntomas, confirmados por la persona con la que compartes habitación, debes ir al médico para que lo verifique.

Además, la posición que tienes durmiendo también puede influir. Es mejor que duermas de lado y no boca arriba.

certificado-discapacidad-formulario

Diferentes tipos

Apnea obstructiva del sueño (AOS): Es el tipo de apnea más común. El 84% de las personas que padecen apnea, es este tipo. Se reconoce por una obstrucción en las vías respiratorias mientras se duerme, lo que provoca que la persona tenga pausas en la respiración durante la noche. Es la que hemos explicado en este post.

Apnea del sueño central: Los casos de este tipo de apnea del sueño son minoritarios. Se produce cuando la persona no realiza ningún esfuerzo por respirar. Es causada por una insuficiencia cardiaca o enfermedad que afecte al cerebro. Por ejemplo: un accidente cerebrovascular, una infección cerebral viral, un tumor cerebral o una enfermedad respiratoria crónica. Las personas que padecen apnea del sueño central no suelen roncar, por lo que es más difícil de detectar.

Apnea del sueño mixta: Este tipo de apnea del sueño es el menos común. Es una combinación entre los dos tipos anteriores. Existe una obstrucción de las vías respiratorias durante la noche (Apnea Obstructiva del sueño) y además la persona no realiza ningún esfuerzo por respirar (Apnea del sueño central).

Para obtener más información sobre los tipos de apnea del sueño o piensa que puede padecer alguna, consulte a su médico.

certificado-discapacidad-formulario

Grados

La apnea se mide por grados. Estos grados se asignan en función de las “apneas” que tenga la persona cada hora.

- Leve: Cuando la persona tiene entre 5 y 15 apneas por hora.

- Moderada: Cuando hay entre 15 y 30 apneas por hora.

- Grave o Severa: Cuando la persona tiene más de 30 apneas por hora.

certificado-discapacidad-formulario

¿Cómo se trata?

Es muy importante seguir un tratamiento, ya que puede ser peligroso si no se trata. Puede ocasionar serios problemas, como aumentar el riesgo de tener la presión arterial alta, puede ocasionar insuficiencia cardiaca y el riesgo de un accidente cardiovascular es mayor si se padece apnea del sueño grave.

Puede resultar también muy peligroso a la hora de conducir, ya que se eleva el riesgo de sufrir un accidente si conduces con sueño.

Por todo esto, es algo que no se debe tomar a la ligera, por eso vamos a explicarte los diferentes tratamientos:

Cambiar el estilo de vida y usar dispositivos dentales

Los médicos recomiendan esto siempre, aunque a parte se siga un tratamiento. Bajar de peso, dejar de fumar y no beber alcohol puede mejorar los síntomas. También es aconsejable dormir de lado o utilizar almohadas especiales.

Los dispositivos dentales también pueden ayudar, ya que mantienen la mandíbula hacia adelante para facilitar la respiración.

Esto puede servirles a las personas con una apnea del sueño leve.

certificado-discapacidad-formulario

Usar dispositivos respiratorios (CPAP)

Los CPAP o “presión positiva continua en las vías respiratorias” es el tratamiento más común. Es el recomendable para personas que padecen apnea del sueño de moderada a grave.

Son unos aparatos que ayudan a estabilizar la presión durante las horas de sueño. Ayudan al paciente día a día.

Tienen una máscara que se coloca sobre la nariz y la boca. Está mascara mantiene abierta las vías respiratorias gracias a la presión del aire.

Algunos CPAC, como el Equipo para apnea del sueño XT AUTO, integran un humificador calentador para un mayor confort del paciente.

Son aparatos muy silenciosos y puedes encontrarlos con atractivos diseños para que se integren perfectamente en la vida cotidiana del paciente. Un ejemplo de ello, es el Equipo para Apnea Obstructiva del Sueño ICH.

certificado-discapacidad-formulario

Los CPAC ayudan a la mayoría de personas que padecen apnea del sueño.

Sólo en muy pocas ocasiones es necesaria una intervención quirúrgica para eliminar amígdalas o tejido de la garganta.

Esperamos haber aclarado todas tus dudas sobre este trastorno del sueño. Recuerda que si tienes alguna otra consulta sobre nuestros CPAC puedes mandarnos un email a: info@ortopediamimas.com o por teléfono al 955973107/635105135. ¡Te atenderemos encantados!

CPAP

Deja un comentario