Equinoterapia, Caballos que Curan

Seguro que has escuchado hablar de la equinoterapia y probablemente tengas en mente a una persona con discapacidad que realiza actividades con el caballo para mejorar su salud.

A grandes rasgos, sí, es eso. Pero, ¿sabías que la equinoterapia también ayudan a adultos y niños con patologías menores? Niños con dificultades en el aprendizaje o con problemas de socialización también recurren a esta terapia para mejorar sus habilidades.

Entonces, ¿en qué consiste realmente esta terapia con caballos? ¿De verdad ayuda a la salud de los niños?

Aquí comprenderás por qué la equinoterapia es una actividad recomendada por médicos y terapeutas. ¿El motivo? Si no te lo quieres perder, continúa leyendo.

¿Qué es la equinoterapia?

equinoterapia-y-ninos-con-discapacidad

La equinoterapia se enfoca a crear estímulos entre los caballos y los niños, adolescentes o adultos para mejorar su calidad de vida. Es una terapia alternativa que no pretende ser sustitutivo de otros tratamientos, sino un complemento de otras terapias, y que mejora física y emocionalmente al jinete.

La terapia con caballos está indicada para personas con discapacidad física (lesiones cerebrales y medulares, fibromialgia, espina bífida, esclerosis…), discapacidad psíquica (autismo, asperger, síndrome de Down…) y para personas con dificultad social o sensorial.

Durante la actividad terapéutica, el niño está constantemente atendido por un equipo de profesionales (terapeutas ocupacionales, fisioterapeuta y profesionales de los caballos) que tienen conocimientos también sobre pedagogía y psicología. Estos profesionales comprenden bien lo que le ocurre al niño, qué necesita y cómo se debe desarrollar la actividad.

Entérate de más en Asociación Española de Equinoterapias, Caminos De Herradura y Fundació Terapia a Cavall. Consulta si hay alguna asociación, club hípico o centro de equinoterapia cerca de tu zona.

Modalidades de la terapia con equinos

tecnicas-terapia-caballos

Podemos resumir las modalidades de la equinoterapia en cuatro principalmente:

-Hipoterapia

Consiste en realizar actividades sobre y con el equino para aprovechar los beneficios que traen el movimiento oscilante que el caballo tiene al caminar: calor corporal del animal, impulsos que trae el ritmo del paseo, etc.

Montar a caballo es un ejercicio pasivo, es decir, el jinete adquiere todos los beneficios físicos sin realizar esfuerzos. Para las personas con discapacidad física es una actividad inmejorable.

-Equitación terapéutica

Utilizar al caballo y todo lo que le rodea para crear un entorno que promueva los valores emocionales: motivación, lazos afectivos con el animal, mejora de la concentración…

Se busca estimular los sentidos: mayor sensibilidad en el tacto, la vista, el olfato y la audición.

-Volteo terapéutico

Consiste en realizar ejercicios sobre el lomo del caballo. Tiene beneficios en el equilibrio y en la coordinación de las extremidades.

-Equitación adaptada

Para personas que quieren practicar la equitación como deporte u ocio, pero que por su discapacidad requieren elementos adaptados.

En Ortopedia Mimas puedes encontrar una grúa especial que permite subir a lomos del caballo a personas con movilidad reducida.

Es una excelente noticia que las empresas se den cuenta de que la equinoterapia está en auge y que presenten soluciones para que cualquier persona, con independencia de la diversidad funcional que tengan, pueda disfrutar de esta actividad.

Beneficios físicos de la equinoterapia

terapia-en-ninos-con-caballos

No hay que olvidar que montar a caballo es un deporte y como tal, tiene multitud de beneficios para la salud.

Concretamente, la equinoterapia contribuye a:

• Mejorar el equilibrio, la postura del tronco, los músculos y las articulaciones. La movilidad es la que gana más beneficios de esta terapia.

Relajación del tono muscular, por lo que es ideal para calmar los dolores de la espasticidad (músculos contraídos).

• El calor que desprende el animal favorece al correcto funcionamiento del sistema circulatorio del jinete.

• Mejora de los reflejos, coordinación motora y control del espacio que nos rodea: el jinete puede detectar alteraciones en un cambio de ritmo del caballo, aprende a llevar las riendas, corrige el paso…

Como podrás imaginar, para un niño con necesidades especiales que ya está realizando rehabilitación, la equinoterapia es un complemento inmejorable para su salud.

Beneficios emocionales y sociales de la equinoterapia

equinoterpia-para-personas-con-discapacidad

La principal razón para trabajar con el caballo es conseguir estímulos beneficiosos para el niño. Los principales estímulos emocionales y sociales de la equinoterapia son los siguientes:

Mejora la autoestima y la confianza en uno mismo. Cuando alguien ve lo que es capaz de hacer con ayuda del animal, su realización personal aumenta. Es por eso por lo que esta terapia también está recomendada para personas con anorexia, bulimia y problemas de autoestima.

• Sobre un caballo todo el mundo es igual: un jinete con discapacidad se siente en total igualdad con uno que no la tiene. Por esto y mucho más, montar a caballo es una actividad perfecta para la superación personal.

• El niño supera sus miedos y dificultades: acercarse a un animal tan grande puede impresionar. Es normal que el entorno y las personas extrañas pueden provocar rechazo y recelo al principio. Sin embargo, con la compañía de sus padres y de los profesionales, el pequeño se olvida de sus temores y empieza a disfrutar plenamente.

• El niño muestra mejor sus sentimientos y controla mejor sus emociones.

• La equinoterapia contribuye al aprendizaje, la capacidad de atención, la memoria e incluso la capacidad de expresarse mediante gestos y el lenguaje.

• Ayuda a mejorar las habilidades sociales, pues es una actividad que fomenta el trato con otros que no pertenecen a los grupos del colegio o la familia. Ayuda a establecer lazos de amistad con otros niños, terapeutas y jinetes. Y por supuesto, también se crea una relación de amistad con el caballo.

• Contribuye a crear valores morales, como el amor y cuidado por los animales. Cuidar al caballo, asearlo, cepillarlo, darle de comer, así como acariciarlo crean en el niño la conciencia de que hay que respetar a todos los seres vivos.

Seguro que ya has entendido por qué la equinoterapia está recomendado por médicos y profesionales de la salud. Además de todos los beneficios mencionados, la terapia con caballos y los valores que trasmite son, sobre todo, una experiencia que el niño nunca va a olvidar. Te animamos que te pongas en contacto con asociaciones de tu zona.

Añadir comentarios