Los 5 sistemas de sujeción para personas dependientes más seguros

Hoy en nuestro Blog vamos a hablar de una de las herramientas más usadas por los cuidadores para garantizar la seguridad en los pacientes más dependientes: los sistemas de sujeción.

Y, a continuación, te contamos los diferentes tipos de sistemas de sujeción que encontrarás en el mercado y cuál es el más adecuado para cada situación. ¡Comenzamos!

Sistemas de sujeción para camas

Los sistemas de sujeción para camas podemos decir que son los más usados, debido a que mantienen al paciente seguro durante la noche y, en estas horas del día es cuando el usuario se encuentra más tiempo sin supervisión.

El objetivo de los sistemas de sujeción camas son los siguientes:

  • Que el usuario no se caiga de la cama
  • Que no se haga daño a sí mismo en ese tiempo que se encuentre sin supervisión. Esto puede ocurrir en casos en los que el paciente tiende a autolesionarse.
  • Para usuarios que por operación o tratamiento tengan que mantener una determinada postura.
  • En casos de pacientes con Alzheimer severo, se usan para mantenlos a salvo evitando que se pongan en peligro durante la noche.

Tipos de sujeciones para la cama

Podemos decir que hay tres tipos de sujeciones para mantener al paciente en la cama: tobilleras, muñequeras y cinturones.

Según el caso del paciente usaremos:

Cinturón: Deja libres los pies y las manos. Estos cinturones, si lo deseamos, permiten al paciente poder girar y ponerse de lado. En definitiva, se trata de una sujeción eficaz, que le otorga al usuario una mayor libertad de movimiento.

Cinturón de Sujeción para Dependientes

Muñequeras y tobilleras: Si con el cinturón no es suficiente para mantener a salvo al paciente, tienes la opción de incorporarle muñequeras y tobilleras. Esto limita en un mayor grado al usuario.

Muñequeras y tobilleras para Cama

Sistemas de sujeciones para sillas de ruedas

La silla de ruedas es el lugar donde muchos pacientes pasan el mayor tiempo del día. Por esto, el paciente debe estar seguro y posicionado correctamente en ella.

Los objetivos de los sistemas de sujeción para sillas de ruedas son los siguientes:

  • Permiten que el paciente tenga una buena postura en la silla. Por ejemplo, los chalecos permiten que tenga la espalda recta y no tienda a echarse hacia delante.
  • Evitan caídas o que el paciente se vaya escurriendo de la silla.
  • También impiden que tenga espasmos incontrolados que puedan provocar lesiones al usuario.
  • Evitan que pueda levantarse de la silla.

Tipos de sujeciones para sillas de ruedas

Al igual que en las sujeciones para cama, la elección dependerá del caso del paciente. Te explicamos los diferentes tipos de sujeciones para sillas de ruedas y en qué casos son recomendables.

Cinturón abdominal:  El cinturón puede ser abdominal o pirineal. Si el usuario tiene buen control del cuerpo y solo necesita un cinturón para sentirse más seguro, con un cinturón abdominal sería suficiente.

Si el paciente tiende a escurrirse de la silla, el cinturón pirineal será el adecuado.

Cinturón para Silla de Ruedas

También son muy buscados los cinturones para sillón. Se trataría del mismo cinturón, pero con unas cinchas más largas. Encontrarás esta opción en nuestra Ortopedia Online.

Chaleco: Ofrece una mayor sujeción que el cinturón, ya que sujeta desde la cintura hasta el tórax. Evita malas posturas y que el paciente se eche hacia delante. El punto en contra de estas sujeciones es que pueden resultar muy calurosas en los meses de verano.

Chaleco para silla de ruedas

Muñequeras y tobilleras: Evitan que el paciente se levante de la silla o se autolesione. También resultan eficaces si el paciente ha pasado por alguna intervención quirúrgica o tratamiento y debe mantener una postura concreta, además evitan que se toque la zona afectada.

Muñequeras y tobilleras para silla de ruedas

Mecanismos de cierre de los sistemas de sujeción

Por último, solo nos queda mencionar los tipos de cierres de los sistemas de sujeción que encontramos en los sistemas de sujeción:

  • Cierre por hebilla: Se trata del cierre estándar y es el más sencillo de usar. Debemos destacar que este cierre puede ser abierto por el usuario.
  • Cierre de imán: Como su nombre indica, este cierre solo puede ser abierto por un imán. En estos casos será el cuidador quien lo desabroche con cualquier imán.
  • Cierre de Iron clip: Es similar al cierre por imán, con la diferencia de que solo puede ser abierto por una llave específica que la tendrá el cuidador. Recomendable en los casos en los que el cierre por imán no nos parezca del todo seguro.
  • Para finalizar, queremos recordar que todas las sujeciones para pacientes que encontrarás en nuestra Ortopedia Online están confeccionadas con materiales de alta calidad que evitan irritaciones o roces en la piel.

¡No dudes en contactarnos si tienes alguna duda o consulta!

Añadir comentarios